Blogia
El blog de jomisagi

Fútbol

Viva España, viva el fútbol.

Viva España, viva el fútbol.

Yo ya lo dije. Pensar, a esas alturas, que íbamos a ganar la Eurocopa, la verdad, se antojaba utópico.

Luego llegaron los partidos, el nivel de juego de los nuestros y la ilusión de toda una nación, que veía como con cada partido que jugábamos, las posibilidades de conseguir algo importante eran cada vez mayores.

Y así llegaron los cuartos. Ahí estaba la puerta, que casi siempre se nos cerraba para llegar más allá. Y otra vez Italia, nuestra bestia negra, que nos invitaba a una nueva frustración que esta bendita vez, no llegó. De nuevo los nuestros apelaron al fútbol y al desgaste, leyendo perfectamente el partido y jugando como la oportunidad lo requería. Penaltis, Casillas, Cesc....y la puerta se abrió.

A partir de ahí ya todo nos sabría a gloria y no conformes, nuestros jugadores nos brindaron un nuevo recital de fútbol. Rusia había sorprendido hasta entonces, pero España fue mucha España en una semifinal que muchos guardaremos en la retina por muchos años, amén.

Y por último la final. Y ante Alemania, con el tópico aquel de que el fútbol fue inventado por los ingleses para que los alemanes ganasen siempre. O casi siempre, porque en esta ocasión, la velocidad y oportunismo de un “niño” pudo con los tópicos, la Historia y la fuerza de una selección alemana que, por qué no decirlo, asustaba.

Y llegó el delirio. La Copa de Europa de naciones era para España. Somos los mejores de una Eurocopa donde brillaron los de siempre, destacaron algunos y sorprendieron otros. Somos los mejores de Europa. Por fin nuestro fútbol destacó en una competición sobresaliendo por encima de todos.

Nunca olvidaré el final del partido. Los “rojos” buscándose para abrazarse. Todos hechos piña. Abrazos, llantos, saltos, cantos. Palop con la de Arconada, Ramos acompañado de Puerta, recibiendo las medallas al mérito, las insignias que los proclamaba los reyes del fútbol bonito. Y el momento de alzar la copa. Casillas, grande de España.

Y la afición. La mejor afición de Europa. Porque también la afición se merece ese título. Los mejores de Europa. Así llegó un disfrute fraguado a base de muchas desilusiones y frustraciones. Por eso, quizá, sabe mejor.

Que viva España y que viva el fútbol.

A buen seguro, que nuestros jugadores no olvidaran el recibimiento que la afición española les tiene preparada en Madrid, en la tarde de hoy, a su vuelta de la gloria. Vuelven a su país a compartir con los suyos una alegría olvidada por muchos, no conocida por la mayoría, y que a buen seguro, hermanará por muchos años más, a afición y selección.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

Que gustazo recobrar la ilusión.....

Que gustazo recobrar la ilusión.....

Si lo sé, creo el blog hace unos años.

Si el último post de este blog evidenciaba un claro negativismo en los prolegómenos del choque ante los transalpinos en el cruce de cuartos, no es menos cierto que dicho encuentro ha despertado la ilusión perdida en la selección no solo del que suscribe, sino de una parte importante de la hinchada de la roja. Llegar a cuartos tras una fase previa intachable, abrumadora, holgada, hace años que dejó de ser novedad para los españoles, salvando el fiasco del 92 donde ni nos clasificamos.

También engañaría si no reconociese que tras el pitido inicial, el ritmo cardíaco, la emoción y la ilusión volvió a aflorar en este incrédulo de las competiciones importantes, de los cruces vitales y los cuartos fatídicos. De nuevo una racha irreprochable y un cruce de cuartos. ¿Ilusionado?, pues no, ya lo dije.

 

Pero por fin la cosa cambió. Hoy, para España no es un lunes normal, porque la selección cambió el curso normal de las cosas. Un curso normal que presagiaba otros derroteros. Una rutina que invitaba a una nueva desilusión, ante la selección que mantenía abierta la herida de la impotencia, de la inferioridad, de la derrota.

 

No entraré en crónica retórica de una gesta ya trillada. Senna incombustible, Santo Iker de mi alma, Fábregas resolviendo.

Y ahora, los rusos.....¿ilusionado?....ahora sí.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

¿Ilusionado con la selección.....?

¿Ilusionado con la selección.....?

Pues no. Hombre, mientras anduvimos coqueteando con la posibilidad de que fuese Rumania nuestro próximo rival en cuartos, pues mira, para que engañarnos, todavía pensaba que esta sería la Eurocopa que podríamos superar esa barrera infranqueable de cuartos. Con posterioridad al tercer partido de primera ronda, y tras confirmarse que sería la selección transalpina la que se nos presentaba en el próximo cruce, pues oiga, hasta aquí hemos llegado.

 

- ¡¡Coño, pero que siesso que’s usté!!

- ¿Siesso? Pues no.

 

¿Pero quien se sigue ilusionando con la selección? Parece mentira. Basta que lleguemos a una Eurocopa o Mundial y superemos con más o menos soltura la ronda clasificatoria, para que más de media España sueñe con una selección campeona. Luego la frustración. Y una competición tras otra, cada dos años, más de lo mismo.

Y eso que desde que Marcelino consiguiera para la roja aquella Eurocopa del 64 en el Bernabéu, no hemos vuelto a mojarnos los labios con miel que valga (salvo aquella final del 84). Fue ante la Unión Soviética, a la que vencimos por 2-1, y habiendo dejado en el camino a Rumanía, Irlanda del Norte y Hungría. A partir de ahí, nada.

         No nos volvemos a clasificar para una fase final de una Eurocopa hasta 1980, donde no superamos la ronda previa, empatando con los anfitriones, Italia, pero perdiendo con Bélgica e Inglaterra.

         En el 84, y tras obrar el milagro del Benito Villamarín, se conseguiría la segunda mayor gesta de la historia de nuestra selección. Empatamos contra Rumanía y Portugal y un “Macedazo” ante Alemania nos metió en semifinales contra Dinamarca. Fuimos mejores en la tanda de penaltis y nos encajamos en la final contra los anfitriones, Francia. En la final, Arconada nos devolvió a la realidad. Cantada y para casa.

En el 88 en Alemania Federal, la quinta del buitre cuajó una fase final desastrosa, ganando el primer partido ante Dinamarca 3-2, pero perdiendo ante Italia y los anfitriones.  De vuelta a las primeras de cambio.

         Para el 92 en Suecia ni nos clasificamos.

         En Inglaterra 96, con Clemente en el banquillo y sin apuros en la fase de clasificación (Dinamarca, Chipre, Bélgica, Macedonia y Armenia), nos encajamos en la fase final empatando contra Bulgaria y Francia y venciendo ante Rumanía para clasificarnos para cuartos. Allí nos cruzamos con Wembley y los anfitriones, que en la tanda de penaltis nos prepararon los billetes de vuelta.

         En 2000, en Holanda y Bélgica, nuevo chasco. Pésima liguilla perdiendo con Noruega el primer partido y venciendo tristemente a Eslovenia. Tercer partido épico ante Yugoslavia, que perdíamos por 3-2 en el minuto 92 y remontando con goles de Mendieta (penalti) y Alfonso. De nuevo Francia y de nuevo en cuartos, nos despertaron.

         Para Portugal 2004 tuvimos que jugar repesca ante Noruega, que no sirvió más que para hacer un torneo ridículo, ganando 1-0 a Rusia, empatando con Grecia y perdiendo con Portugal con gol de Nuno Gomes.

 

Así las cosas, y a base de ilusionarnos cada dos años, volvemos a una fase final de una Eurocopa. Que sí, que hemos sido muy superiores a nuestros 3 rivales, Rusia, Suecia y Grecia. Que parece que tenemos una selección bastante aguerrida, de calidad y con individualidades de mucho caché. Que parece que se dan todas las circunstancias para hacer algo importante. Que a priori, España ha realizado mejor juego que Italia y que las críticas son más positivas que nunca.

 

Pero saben lo que viene ahora........cuartos.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres