Blogia

El blog de jomisagi

Bikinis de película.

Bikinis de película.

Una de mis mayores aficiones, es el cine. No podría definir un género, y a duras penas quedarme con un único actor o actriz favorito, o decidirme por una única película. Otra de mis aficiones, mayor si cabe, son las mujeres. El universo ofrece un abanico tan amplio y generoso de ellas, que nos permite a los hombres recrear la vista (cuando menos) con el sin fin de variedades existente. Si mezclo estas dos aficiones, tan mundanas y accesibles, podremos encontrar momentazos del celuloide. A buen seguro, cada uno tendrá el suyo, pero lo que hoy os traigo son bikinis de muy alto nivel. 20minutos.es ofrece a sus lectores elegir entre los mejores bikinis de la gran pantalla. Desde Jessica Alba en Inmersión Total (que va en cabeza), pasando por Raquel Welch en Hace un millón de años, hasta Bo Derek en 10, la mujer perfecta. Por supuesto, también se encuentra entre las seleccionadas Salma Hayek, en su numerito sobre la mesa de La Teta enroscada, en Abierto hasta el amanecer. Mi voto para ella. Pincha aquí para votar.

Pd: ¿Alguien contribuirá a que el número 11 ascienda?

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Viva España, viva el fútbol.

Viva España, viva el fútbol.

Yo ya lo dije. Pensar, a esas alturas, que íbamos a ganar la Eurocopa, la verdad, se antojaba utópico.

Luego llegaron los partidos, el nivel de juego de los nuestros y la ilusión de toda una nación, que veía como con cada partido que jugábamos, las posibilidades de conseguir algo importante eran cada vez mayores.

Y así llegaron los cuartos. Ahí estaba la puerta, que casi siempre se nos cerraba para llegar más allá. Y otra vez Italia, nuestra bestia negra, que nos invitaba a una nueva frustración que esta bendita vez, no llegó. De nuevo los nuestros apelaron al fútbol y al desgaste, leyendo perfectamente el partido y jugando como la oportunidad lo requería. Penaltis, Casillas, Cesc....y la puerta se abrió.

A partir de ahí ya todo nos sabría a gloria y no conformes, nuestros jugadores nos brindaron un nuevo recital de fútbol. Rusia había sorprendido hasta entonces, pero España fue mucha España en una semifinal que muchos guardaremos en la retina por muchos años, amén.

Y por último la final. Y ante Alemania, con el tópico aquel de que el fútbol fue inventado por los ingleses para que los alemanes ganasen siempre. O casi siempre, porque en esta ocasión, la velocidad y oportunismo de un “niño” pudo con los tópicos, la Historia y la fuerza de una selección alemana que, por qué no decirlo, asustaba.

Y llegó el delirio. La Copa de Europa de naciones era para España. Somos los mejores de una Eurocopa donde brillaron los de siempre, destacaron algunos y sorprendieron otros. Somos los mejores de Europa. Por fin nuestro fútbol destacó en una competición sobresaliendo por encima de todos.

Nunca olvidaré el final del partido. Los “rojos” buscándose para abrazarse. Todos hechos piña. Abrazos, llantos, saltos, cantos. Palop con la de Arconada, Ramos acompañado de Puerta, recibiendo las medallas al mérito, las insignias que los proclamaba los reyes del fútbol bonito. Y el momento de alzar la copa. Casillas, grande de España.

Y la afición. La mejor afición de Europa. Porque también la afición se merece ese título. Los mejores de Europa. Así llegó un disfrute fraguado a base de muchas desilusiones y frustraciones. Por eso, quizá, sabe mejor.

Que viva España y que viva el fútbol.

A buen seguro, que nuestros jugadores no olvidaran el recibimiento que la afición española les tiene preparada en Madrid, en la tarde de hoy, a su vuelta de la gloria. Vuelven a su país a compartir con los suyos una alegría olvidada por muchos, no conocida por la mayoría, y que a buen seguro, hermanará por muchos años más, a afición y selección.

¿Tercer carril a la playa, o mini carril a Sevilla?

¿Tercer carril a la playa, o mini carril a Sevilla?

Este pasado fin de semana se acometió por segunda vez la disposición de un tercer carril dirección a Huelva, en la jornada del sábado (de 10:30 a 13:00 horas), para facilitar el desplazamiento masivo de vehículos a las playas de Huelva. En concreto la medida contempla un tercer carril desde el punto kilométrico 9,200 en Bormujos hasta el 52,200 pasada la salida a Matalascañas, en la calzada que habitualmente transcurre en sentido Sevilla, con lo que sólo hay un carril desde Huelva. La DGT recomienda que este carril adicional sólo lo utilicen quienes se dirijan a localidades posteriores al kilómetro 53 de la autovía, como Huelva, Punta Umbría o La Antilla, dejando que los dos carriles habituales concentren el tráfico de los vehículos dirigidos a Matalascañas, El Rocío, Almonte o Bollullos Par del Condado.

Una teoría que de nuevo contrasta muy mucho con la realidad.

Desafortunadamente, el pasado viernes me tocó retornar dirección Aljarafe, desde la capital, aproximadamente a las 18:30 horas de la tarde, cuando la A-49 registraba un tráfico muy fluido en dirección Aljarafe-Huelva, ocasionando una circulación lenta-muy lenta en dicha dirección. Lógico, fin de la semana “putativa”, inicio de fin de semana, salida masiva, dirección a las playas de la costa Onubense. Ahí sí que se hubiera agradecido un carril de desahogo como salida de la capital para el éxodo masivo de la masa playera. Es el día que por HISTORIA, se produce el mayor desplazamiento a dichas playas onubenses.

Ocasionalmente, y fruto de la muy apretada agenda social de mis hijas, el sábado por la mañana (10:30 de la mañana) me vi obligado a desplazarme a la capital Hispalense desde la muy coqueta villa de Huévar (que ahora la llaman del Aljarafe, y que no lo es). No daba crédito cuando habían inutilizado un carril dirección Sevilla para un total de 0 vehículos que me encontré en dirección contraria desde dicha localidad hasta la capital. Para más INRI, me tocó una curiosa caravana liderada por un trailer de magníficas dimensiones que, evidentemente, era imposible adelantar.

Las “iluminadas” mentes que nos gobiernan, y que disponen medidas tan resolutivas, modélicas y ejemplares como esta, parecen elucubrar sus resoluciones con rasero díscolo, aventurero y fruto de embriaguez etílica tal, que no se concibe cómo pueden manejar carteras de tal repercusión.

La autovía A-49 evidencia tales carencias tanto de acceso a la capital, como salida de la misma, en hora punta laboral, y no laboral, que clama medidas urgentes que deben acometerse de manera urgente, como solución a miles de desplazamientos diarios.

Medidas como esta, irracional, sin sentido e inútil, no consiguen distraer la atención de miles de usuarios que siguen pidiendo de manera taxativa un remedio que debe llegar, por el bien de todos, de la manera más rápida y limpia posible.

 

¿Tercer carril hasta Sanlúcar.....? Mis hijas lo conocerán, junto con la red de cercanías del ferrocarril.

Que gustazo recobrar la ilusión.....

Que gustazo recobrar la ilusión.....

Si lo sé, creo el blog hace unos años.

Si el último post de este blog evidenciaba un claro negativismo en los prolegómenos del choque ante los transalpinos en el cruce de cuartos, no es menos cierto que dicho encuentro ha despertado la ilusión perdida en la selección no solo del que suscribe, sino de una parte importante de la hinchada de la roja. Llegar a cuartos tras una fase previa intachable, abrumadora, holgada, hace años que dejó de ser novedad para los españoles, salvando el fiasco del 92 donde ni nos clasificamos.

También engañaría si no reconociese que tras el pitido inicial, el ritmo cardíaco, la emoción y la ilusión volvió a aflorar en este incrédulo de las competiciones importantes, de los cruces vitales y los cuartos fatídicos. De nuevo una racha irreprochable y un cruce de cuartos. ¿Ilusionado?, pues no, ya lo dije.

 

Pero por fin la cosa cambió. Hoy, para España no es un lunes normal, porque la selección cambió el curso normal de las cosas. Un curso normal que presagiaba otros derroteros. Una rutina que invitaba a una nueva desilusión, ante la selección que mantenía abierta la herida de la impotencia, de la inferioridad, de la derrota.

 

No entraré en crónica retórica de una gesta ya trillada. Senna incombustible, Santo Iker de mi alma, Fábregas resolviendo.

Y ahora, los rusos.....¿ilusionado?....ahora sí.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

¿Ilusionado con la selección.....?

¿Ilusionado con la selección.....?

Pues no. Hombre, mientras anduvimos coqueteando con la posibilidad de que fuese Rumania nuestro próximo rival en cuartos, pues mira, para que engañarnos, todavía pensaba que esta sería la Eurocopa que podríamos superar esa barrera infranqueable de cuartos. Con posterioridad al tercer partido de primera ronda, y tras confirmarse que sería la selección transalpina la que se nos presentaba en el próximo cruce, pues oiga, hasta aquí hemos llegado.

 

- ¡¡Coño, pero que siesso que’s usté!!

- ¿Siesso? Pues no.

 

¿Pero quien se sigue ilusionando con la selección? Parece mentira. Basta que lleguemos a una Eurocopa o Mundial y superemos con más o menos soltura la ronda clasificatoria, para que más de media España sueñe con una selección campeona. Luego la frustración. Y una competición tras otra, cada dos años, más de lo mismo.

Y eso que desde que Marcelino consiguiera para la roja aquella Eurocopa del 64 en el Bernabéu, no hemos vuelto a mojarnos los labios con miel que valga (salvo aquella final del 84). Fue ante la Unión Soviética, a la que vencimos por 2-1, y habiendo dejado en el camino a Rumanía, Irlanda del Norte y Hungría. A partir de ahí, nada.

         No nos volvemos a clasificar para una fase final de una Eurocopa hasta 1980, donde no superamos la ronda previa, empatando con los anfitriones, Italia, pero perdiendo con Bélgica e Inglaterra.

         En el 84, y tras obrar el milagro del Benito Villamarín, se conseguiría la segunda mayor gesta de la historia de nuestra selección. Empatamos contra Rumanía y Portugal y un “Macedazo” ante Alemania nos metió en semifinales contra Dinamarca. Fuimos mejores en la tanda de penaltis y nos encajamos en la final contra los anfitriones, Francia. En la final, Arconada nos devolvió a la realidad. Cantada y para casa.

En el 88 en Alemania Federal, la quinta del buitre cuajó una fase final desastrosa, ganando el primer partido ante Dinamarca 3-2, pero perdiendo ante Italia y los anfitriones.  De vuelta a las primeras de cambio.

         Para el 92 en Suecia ni nos clasificamos.

         En Inglaterra 96, con Clemente en el banquillo y sin apuros en la fase de clasificación (Dinamarca, Chipre, Bélgica, Macedonia y Armenia), nos encajamos en la fase final empatando contra Bulgaria y Francia y venciendo ante Rumanía para clasificarnos para cuartos. Allí nos cruzamos con Wembley y los anfitriones, que en la tanda de penaltis nos prepararon los billetes de vuelta.

         En 2000, en Holanda y Bélgica, nuevo chasco. Pésima liguilla perdiendo con Noruega el primer partido y venciendo tristemente a Eslovenia. Tercer partido épico ante Yugoslavia, que perdíamos por 3-2 en el minuto 92 y remontando con goles de Mendieta (penalti) y Alfonso. De nuevo Francia y de nuevo en cuartos, nos despertaron.

         Para Portugal 2004 tuvimos que jugar repesca ante Noruega, que no sirvió más que para hacer un torneo ridículo, ganando 1-0 a Rusia, empatando con Grecia y perdiendo con Portugal con gol de Nuno Gomes.

 

Así las cosas, y a base de ilusionarnos cada dos años, volvemos a una fase final de una Eurocopa. Que sí, que hemos sido muy superiores a nuestros 3 rivales, Rusia, Suecia y Grecia. Que parece que tenemos una selección bastante aguerrida, de calidad y con individualidades de mucho caché. Que parece que se dan todas las circunstancias para hacer algo importante. Que a priori, España ha realizado mejor juego que Italia y que las críticas son más positivas que nunca.

 

Pero saben lo que viene ahora........cuartos.

 

Un blogero inestable.

Aunque el calificativo del título podría aplicarse a distintos aspectos de mi vida a lo largo de la misma, mi intención no va mas allá de intentar reflejar el hecho de mis múltiples intentos en la cabalgadura bloguera, sin que ninguno de ellos consiguiera cuajar de forma mínimamente interesante.

En un nuevo rato de inactividad laboral, se me ha ocurrido aventurarme de nuevo, sin mucha idea de la orientación que voy a darle a la "criatura". Así que espero sorprender a los puristas, que aconsejan pensar a priori los contenidos y aspectos de los que tratará la bitácora, con anterioridad a la creación de la misma. Un reto dentro de un reto.

A más ver.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres